Noticias

La foto impactante del Cosmonauta que se estrelló contra la tierra… “maldiciendo”

Hay un cosmonauta en el espacio, dando vueltas alrededor del globo, convencido de que nunca volverá a la Tierra.

Los restos de Vladimir Komarov en un ataúd abierto
RIA Novosti / Photo Researchers Inc.

Alexei Kosygin, entonces un alto funcionario de la Unión Soviética, está conversando con Vladimir Komarov el cosmonauta ruso que se le oye llorar y maldecir por la radio porque cree que morirá irremediablemente.

El vehículo espacial en el que fue al espacio estaba mal construido, con un nivel de combustible peligrosamente bajo; sus paracaídas, aunque nadie lo sabe, no funcionaron y el cosmonauta, Vladimir Komarov, está a punto de, literalmente, estrellarse a toda velocidad sobre la Tierra.

Su cuerpo se funde con el impacto. Mientras se dirige a su destino, los puestos de escucha estadounidenses en Turquía lo escuchan llorar de rabia, “maldiciendo a la gente que lo había metido dentro de una nave espacial fallida”.

Este relato extraordinariamente íntimo de la muerte de un cosmonauta ruso en 1967 aparece en el libro, Starman, de Jamie Doran y Piers Bizony, que se publicó. Los autores basan su narración principalmente en las revelaciones de un oficial de la KGB, Venyamin Ivanovich Russayev, y en informes anteriores de Yaroslav Golovanov en Pravda.

Gagarin (izquierda) y Komarov cazando
RIA Novosti / Photo Researchers, Inc

Todo el tiempo, la inteligencia estadounidense estaba escuchando. La Agencia de Seguridad Nacional tenía una instalación en una base de la Fuerza Aérea cerca de Estambul. Informes anteriores decían que los oyentes estadounidenses sabían que algo andaba mal, pero no podían distinguir las palabras. 

Un analista de la NSA, identificado en el libro como Perry Fellwock, describió escuchar a Komarov decirle a los funcionarios de control de tierra que sabía que estaba a punto de morir. Fellwock describió cómo el primer ministro soviético Alexei Kosygin llamó por un audio teléfono para decirle que era un héroe. La esposa de Komarov también estaba y  Kosygin estaba llorando.

Cuando la cápsula comenzó a descender y los paracaídas no se abrieron, el libro describe cómo la inteligencia estadounidense “recogió los gritos de ira [de Komarov] cuando se lanzó a su muerte”.

Fuente: Reddit

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s