Noticias

No puede vivir sin su almohada

Tamara tiene 33 años de edad y es “adicta” a llevar su almohada a todas partes.

La llamó Boo, la compró en 1982 en una tienda de antigüedades. Nunca ha sido lavada, y está, obviamente, sucia, aunque ella jura que no es “apestosa”.

Los amigos de Tamara, la familia y su novio están todos preocupados por su apego a su almohada, que dicen que está arruinando sus relaciones con ellos.

Tamara lleva la almohada a todas partes, al gimnasio, a dar largos paseos, la peluquería, y hasta lo pone en el asiento del bebé de su cesta de compras en el supermercado.

Su “adicción” a la almohada se profundizó cuando ella fue abusada sexualmente a la edad de 7 años, y en vez de ir a terapia para hacer frente a esas heridas, ha encontrado consuelo en Boo.

Fuente: jezebel.com

Bookmark and Share

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s